rehabilitacion-foto-lateral

rehabilitación con KLINE
¡una elección obvia!

La rehabilitación suele consistir en reemplazar los antiguos marcos por una nueva carpintería, “una ventana en una ventana” que se traduce en una disminución de la superficie acristalada y por consiguiente en un descenso de la luminosidad. Con K-Line la ventana se adapta perfectamente a la rehabilitación por su técnica de hoja oculta. Por su finura excepcional de tan sólo 63 mm, conserva el mismo grosor que el antiguo marco, manteniendo e incluso aumentando la superficie acristalada del vidrio inicial, proporcionando luz y claridad a tu espacio interior.

K•LINE RENUEVA, EMBELLECE, MEJORA Y REVALORIZA TU PATRIMONIO.

más confort y luminosidad

Confort térmico

Debido a su alto aislamiento térmico, las ventanas K•LINE te permiten realizar un importante ahorro de energía y beneficiarte de ayudas económicas (beneficios fiscales, Eco-PTZ).

Confort acústico

Gracias al rendimiento estándar de las ventanas K•LINE, el nivel de ruido exterior se divide por 4, o más con vidrios acústicos especiales.

conservar la luminosidad

rehabilitacion-imagen-1

 

Gracias a sus hojas ocultas, las ventanas practicables K•LINE son del mismo grosor que tus antiguas ventanas. Su finura excepcional te permite conservar la superficie acristalada inicial y disfrutar del máximo de luz natural.

 

revaloriza tu patrimonio

La discreta elegancia del diseño de las ventanas K•LINE, combinada con la bicoloración, te permite respetar la fachada original y, al mismo tiempo, dar nueva vida a los edificios más antiguos. Resistentes y sin mantenimiento particular, contribuyen directamente a revalorizar tu patrimonio.

tanto en obra nueva como en rehabilitación, las ventanas k•line te proporcionan el máximo rendimiento

¡elige luz y tranquilidad!

pastilla-410-consejos
kline-niña-luminosidad

VÍDEO REHABILITACIÓN K•LINE